28 de abril de 2015

Yoav Kotik, bisutería de autor con materiales reciclados

Del diseño industrial a la bisutería de autor: es el salto que dio el diseñador israelí Yoav Kotik a partir de tapas de botellas desechadas y empleando una técnica propia. Los principales ingredientes de su éxito han sido la creatividad y el trabajo en solitario sin influencias externas que le permitieron crear colecciones muy peculiares con sello propio a partir de materiales reciclados.



Kotik Design
Brazalete realizado a mano con chapas recicladas

Chapas de botellas de refrescos, cervezas, etc., de diferentes países que el diseñador “recolecta” para reciclar y darles una nueva vida que irrumpe con fuerza y frescura en la bisutería de gama alta. Bisutería de diseño o joyería, ya que posteriormente ha incorporado a sus diseños el chapado en oro de 24 quilates.



Pulsera de Kotik
Pulsera realizada artesanalmente con tapas de cervezas

Los accesorios creados por Kotik contienen las emociones vividas en nuestros momentos de ocio con los amigos o la pareja. Esas cervezas ante un partido de fútbol (por ejemplo) que la amistad nos hace disfrutar doblemente, los refrescos preferidos, las bebidas que nos gustan y evocan nuestro tiempo libre. Posiblemente, a ello debe su éxito: su capacidad para rescatar de la chatarra estos tapones, limpiarlos, doblarlos, en definitiva, reciclarlos para convertirlos en adornos artísticos que evocan nuestro tiempo de ocio.

Bisutería de autor, ecológica, Kotik
Pendientes realizados a mano por Yoav Kotik con tapas de Coca Cola

Su gama es muy amplia: pendientes, pulseras, anillos, colgantes, etc., con chapas auténticas que sustituyen a las gemas empleadas en la joyería. Es parte del relevo de la artesanía-joyería ecológica, la bisutería o joyería sostenibles por las que ya apuestan muchos países, también España. El diseñador israelí emplea chapas contra diamantes, evocación de momentos felices contra el dolor de la explotación humana que, a veces, conlleva la extracción de algunas piedras preciosas.


Diseño de Yoav Kotik
Collar creado por Yoav Kotik


Almacenaje, Kotik Design
Zona de almacenaje de tapas, en el taller de Kotik Design

La actual cultura del reciclaje logra que los creativos diseñen sus productos con nuevos materiales, antes impensables, mostrándonos el valor de lo desechado por nuestra sociedad de consumo cuando ha sido transformado por su potencial creativo.


Ciertamente lo ecológico está de moda. Pero este ingenioso diseñador, cuya técnica es tan simple como el cortar y doblar, no sólo basa su éxito en el diseño de artículos básicos de joyería-bisutería principalmente encaminados al sector femenino, sino que, desde mi punto de vista, su gran logro es haber sabido captar el gran impacto comercial y mediático que para las principales marcas de refrescos supone ver constantemente sus logotipos adornando a grandes personajes del mundo del espectáculo y del papel couché.

El otrora diseñador de la afamada Academia Bezatel, a través de su sencilla y eficaz técnica artesanal, sigue pautas creativas propias del África más colorista. 

Lo étnico, el colorido y reconocible diseño de las primeras marcas de refrescos y cervezas, dado su gran impacto publicitario dentro del mundo juvenil global, su fusión con materiales más nobles han sido la gran baza de Kotik para obtener esta reconocida y prestigiosa repercusión internacional.


Sin embargo, ¿cuánto tiene de ecológico y cuánto de marketing?

Cualquier persona de este siglo evidentemente está a favor de lo verde, de lo ecológico, del reciclaje. Cualquiera, con un mínimo de sensibilidad, ahora que domina el pragmatismo y la tecnocracia, está encantado con la innovación, con las nuevas tendencias artísticas, con las nuevas y esperanzadoras ideas sociales. Pero, no nos engañemos: sigue mandando el mundo de la imagen.

Lo peculiar y admirable radica, como en la mayoría de las distintas producciones de éxito, en la búsqueda de la esencia en su grado más amplio.

¿O es que alguien creyó en un primer momento en el tremendo impacto que tuvo un trapo fijado a un palo (la fregona)?

Pues sí, las chapas con las que yo jugaba en el patio del colegio, se han convertido en objetos de deseo gracias al doblar y cortar.


Si lo desea, deje su comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...