20 de febrero de 2015

El pensamiento creador

Para crear es imprescindible pensar; el pensamiento humano oscila constantemente entre lo que denominamos realismo e imaginación.



Básicamente, podemos diferenciar tres tipos de imaginación:

. La imaginación práctica: es aquella que nos permite resolver originalmente un problema.
. La imaginación lingüística (o verbal): es la originalidad al dar una conferencia, escribir un libro, etc.
. La imaginación creadora: es la actitud para combinar imágenes, que aun imitando los hechos de la naturaleza, no representan nada real (André Lalande).

La imaginación creadora:

Surge cuando el individuo rompe los hábitos del pensamiento para resolver un problema y descubre una solución novedosa.

Sin embargo, los hábitos del pensamiento están influenciados negativamente por el  shifting y por la fijación funcional:

- El Sihfting demuestra experimentalmente que cuando se descubre una solución, es más difícil encontrar otra empleando un tipo diferente de razonamiento.

Este fenómeno se valora muy bien con el test de Goldstein, que consiste en mostrar al individuo piezas de diferentes colores y formas, y se le pide que las clasifique, habiendo tres opciones para realizarlo: por colores, por formas o por una combinación de ambas.

Si el sujeto logra resolverlo por formas y se le pide que lo haga siguiendo otro criterio, puede encontrar dificultades para resolverlo. Este fenómeno se conoce como Shifting: es la dificultad para pasar de un tipo de pensamiento a otro.

-  Fijación funcional: significa que si empleamos un objeto para resolver un problema concreto, cuando necesitemos emplearlo para algo diferente y nuevo nos resultará más difícil conseguirlo.

-  Algunos factores afectivos.


Cartas empleadas para medir el Sihfting
El test WCST mide la flexibilidad para pasar de un razonamiento a otro. Fuente fotografía

Etapas del pensamiento creador:


- Preparación: 

La solución va precedida por una larga fase de aprendizaje que nos proporciona los conocimientos y datos para llegar a la solución del problema. Los elementos se organizarán de manera inconsciente.


- Incubación:

Es la maduración en el aprendizaje, la etapa se desarolla en forma de mesetas.


- Inspiración:

Es la denominada Intuición: el descubrimiento brusco de la solución.

El sueño favorece la intuición, así y durante el sueño, Descartes descubrió axiomas de la geometría analítica; Kekulé el hexágono bencénico y Wagner compuso durante sueños hipnagógicos el preludio del oro del Rin.

Para lograr estructurar los elementos del problema, se requiere tanto de la parte imaginativa como de la realista: durante el sueño, el estado de disolución relativa de la conciencia favorece la intuición, siempre y cuando las etapas de preparación e incubación se hayan elaborado adecuadamente.


- Verificación:

En esta etapa, se determina la cualidad de la solución hallada. 

Si se trata de la solución de un problema práctico, la verificación será de tipo objetivo y consistente en comprobar su eficacia.

En el pensamiento científico (como el de las matemáticas) los principios de la lógica permiten afirmar la verificación de la consistencia interna.

En el pensamiento artístico, la verificación es interna y subjetiva y depende de la estructura de las emociones expresadas.


Imaginación y pensamiento creador:

Según Thurstone, hay diferencias cualitativas en el nivel de pensamiento creador y en la forma que adoptará, dependiendo estas del tipo general de personalidad.

El pensamiento creador surge cuando existe equilibrio entre receptividad y capacidad crítica:
. Receptividad: al sujeto receptivo le agradan las ideas nuevas e intenta demostrarlas; la novedad le hace desear que la nueva propuesta sea cierta.
. Capacidad crítica: el individuo hipercrítico necesita demostrar que toda hipótesis es falsa.


Si lo desea, deje su comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...