1 de marzo de 2014

La indumentaria y el diseño de ropa y joyas descansan en los Museos

Durante la primavera se abrirá al público el Museo del Diseño de Barcelona, DHUB, ubicado en el edificio Disseny Hub Barcelona (sito en la plaza de las Glòries Catalanes, 37-38), que mostrará la colección textil y de indumentaria que abarca desde el siglo XVI hasta nuestros días.


Por otro lado, el Museo del Traje, en la Avenida Juan de Herrera de Madrid, muestra indumentarias históricas  y contemporáneas, además de joyería y accesorios: cuenta con una colección de más de 5.000 objetos.



Museo del Diseño de Barcelona:


El nuevo Museo albergará las colecciones de las Artes Decorativas, Cerámica, Textil y de Indumentaria y el Gabinete de Artes Gráficas.

Vista del Museo del Diseño de Barcelona
La directora del Museo, Pilar Vélez, ha comentado la importancia del Museo, centrado en la calidad de los objetos de la vida cotidiana a través de cuatro colecciones con un total de 70.000 objetos en el nuevo edificio diseñado expresamente para mostrar dichas colecciones: parte de ellas fueron donadas por coleccionistas, mientras que, sobre todo, las colecciones históricas fueron adquiridas por las instituciones (Ayuntamiento de Barcelona, La Junta de Museos del siglo XX, el Gobierno, etc.) a grandes coleccionistas, como la colección de Lluís Plandiura



El madrileño Museo del Traje:

Su embrión data  de 1.928 pero fue en 1.934 cuando nació el Museo del Pueblo Español con la colección de la indumentaria y objetos de la vida campesina española; en 1.933 se fusionó con el Museo Nacional de Etnología naciendo el Museo Nacional de Antropología con una gran e importantísima colección de piezas de la sociedad rural y urbana. El actual Museo del Traje, creado en el 2.004, ha adquirido prendas y diferentes objetos de diseñadores y modistos de los dos últimos siglos, tanto españoles como extranjeros.

Pueden verse las magníficas piezas de Balenciaga, Gianni Versace, Lorenzo Caprile, Emilio Pucci, Ágatha Ruiz de la Prada, Sara Navarro, Victorio y Lucchino y un largo etcétera; además, está expuesta la moda diminuta en la colección de muñecas de Concha García-Hoz (Mariquita Pérez).

Con la finalidad de mostrar todos los objetos al público, las piezas van mostrándose por un tiempo en las exposiciones permanentes, que cambian anualmente. La colección se amplía gracias a las donaciones de La Asociación de Creadores de Moda de España, mostrando la evolución de la moda y su carácter social: un valor cultural digno de ser preservado.

Las colecciones son prestadas para otras exposiciones donde son mostradas en otras instituciones, nacionales e internacionales: como en la primavera de 2.011: se exhibió en Hasselt (Bélgica) The future that never was. Het Modemuseum Hasselt.

Hasta el 31 de marzo puede visitarse la Exposición Temporal, “Bebés. Usos y costumbres sobre el nacimiento”, en la que, según la introducción de la Directora del Museo del Traje, Helena López del Hierro, se muestra la evolución de los últimos dos siglos en la vestimenta de la infancia. La muestra pretende hacer que el espectador conozca las tradiciones perpetuadas y cómo nuestra sociedad ha modificado el concepto de descendencia y la relación de los adultos con la infancia.

Si lo desea, deje su comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...