21 de febrero de 2014

Factores sociales de la Percepción

En esta entrada hablaré del tercer factor de los que depende la Percepción, el Factor Social: omnipresente en nuestra sociedad, ejerce una enorme influencia en nuestras decisiones y en nuestras vidas, hasta tal extremo que, en ocasiones, somos marionetas a merced de los gustos y criterios ajenos.



Cuando un sujeto que experimenta una situación y se forma una hipótesis al respecto, si existe un grupo de individuos que también están expuestos a la misma situación u objeto de percepción, los miembros de dicho grupo pueden modificar su percepción y formar “Las normas sociales de la percepción”.










Muzafer Sherif, uno de los padres de la Psicología Social


Fue Sherif, uno de los pioneros en Psicología Social, quien hizo la primera demostración experimental de la existencia de Las Normas Sociales de la Percepción. Para ello, trabajó empleando el fenómeno autocinético. El experimento de Sherif es fundamental para comprender cómo las percepciones de los demás modifican la propia percepción. Realizó el experimento con un grupo de personas (que no se conocían previamente) en una habitación totalmente a oscuras (en la primera fase, entrando de forma individual; en la segunda, entrando el grupo), en la que había un punto de luz inmóvil al que tenían que mirar fijamente: generalmente, al cabo de un tiempo, la luz se la “ve desplazarse” y cada individuo percibirá el desplazamiento de forma diferente. 


El fenómeno autocinético es, en realidad, una ilusión óptica que surge cuando el estímulo que va a percibirse carece de un esquema de referencia: hay una pobre estructuración, y está basado en la creencia errónea de que las estrellas tienen una oscilación que puede ser percibida.

Muzafer Sherif pidió al grupo de individuos que anotaran en un papel cómo percibían el punto luminoso, la dirección y extensión del desplazamiento en el caso de que lo hubiera; a continuación, les pidió que dijeran en voz alta como se había producido el desplazamiento al cabo del tiempo. El experimento reveló que los resultados eran completamente diferentes. Comprobó que cuando los sujetos dijeron en voz alta sus resultados, estos eran mucho menos dispersos que los escritos; los individuos dijeron percibir el movimiento en el mismo sentido y similar amplitud: habían constituido una Norma de Grupo.

Así, la norma (valoración) individual, converge hacia la norma colectiva. Esto es de vital importancia para comprender por qué la percepción individual del mismo suceso u objeto cambia cuando el sujeto es influenciado por las percepciones de otros individuos o de una colectividad (grupo).


Vídeo que muestra una dramatización del experimento de Muzafer Sherif

Asimismo, Sherif pudo establecer que, dependiendo de la estructura del grupo, la Norma del grupo se situará:
  • En la media de las normas individuales: en los grupos con una  estructura democrática.
  • Al nivel de la norma de un individuo en concreto: en los grupos que tienen un líder
El ejemplo expuesto es muy frecuente, sobre todo en situaciones mal estructuradas, como sucede en las mal denominadas “alucinaciones colectivas”.

Las alucinaciones colectivas:

son provocadas por la adopción de la percepción o expectativas provenientes de una persona líder o grupo de personas que lo establecen como norma, aunque no exista el objeto o situación perceptivo (acontece en personas mentalmente sanas ante situaciones con un campo poco o mal estructurado). Situaciones, acontecimientos u objetos sobre los que “pesa” una gran carga emocional pueden ser utilizados por los diversos medios de comunicación, agencias de publicidad, líderes políticos, etc., de la manera más efectiva para reforzarlos en función de sus propios intereses convirtiéndolos en auténticos fenómenos sociales o grandes marcas al lograr crear una “norma de grupo”. Esta clase de grandes influencias sociales generan este tipo de alucinaciones colectivas (que nada tienen que ver con las auténticas alucinaciones). 

El mundo del arte actual

en ocasiones, está sometido a las mismas sugestiones, funcionando a partir de la norma de uno o muy pocos individuos a los que se les atribuye la suficiente autoridad para adoptar sus gustos o valores estéticos. Únicamente las que poseen gran capacidad de observación y análisis, las personas capaces de apartarse de las normas del grupo, podrán estructurar el objeto, acontecimiento u observación de una manera diferente y propia.  



Si lo desea, deje su comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...